La importancia de la hidratación

hidra

Cómo afrontar este tema en relación al ejercicio físico.

Cuando practicamos actividad física, nuestro cuerpo regula su temperatura a través del sudor y desprendemos mucho más con las altas temperaturas. Hasta aquí todo es obvio, pero, si sabemos que perdemos líquidos, ¿por qué en muchos entrenamientos la hidratación pasa a un segundo plano?

Existe el mito que entre más sudas más peso perderás, pero realmente el sudar es simplemente el mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo para regular la temperatura de del organismo. Se debe cuidad la hidratación antes, durante y después de realizar actividad física para reponer el agua perdida.

Comencemos por el principio. Al hidratarnos antes de practicar actividad física, preparamos al cuerpo para este mayor esfuerzo. En principio se recomienda beber aproximadamente medio litro de agua unos 30 minutos antes de empezar la actividad física y sería suficiente. Sin embargo, en caso de que vayamos a enfrentarnos a una prueba especialmente dura, es recomendable comenzar con el proceso de hidratación incluso dos días antes de realizarla.

Durante el ejercicio, es importante que bebamos agua. La tasa de sudoración mientras estamos activos puede llegar a ser entre 1 a 2 litros. Y si el ejercicio se prolonga por varias horas la pérdida de líquidos puede ser de 3 a 6 litros. De esta forma es recomendable tomar como referencia la ingesta aproximada de 200 ml de líquido (unos dos o tres sorbos) cada 20 minutos de actividad.

Las bebidas como Gatorade, Powerade, o compuesta por bajos índices de azúcar y cierto porcentaje de carbohidratos, están especialmente indicadas sólo si la actividad física va a durar más de una hora.

Por último, aunque pueda parecer menos relevante, hidratarnos después de practicar la actividad física es igual de importante que hacerlo antes y durante la misma. Así, hay que comenzar a reponer líquidos cuanto antes y llevar a cabo esta ingesta espaciada durante la hora siguiente a la práctica.

No olvidemos que nuestro cuerpo está compuesto en alrededor de un 70% de agua,   de allí la importancia de tenerlo correctamente hidratado. No se trata sólo de saciar nuestra sed, sino de garantizar nuestra salud.

Para concluir, recuerda que es necesario beber antes de tener sed. Sólo con que el cuerpo pierda el 1% de líquidos aparece sensación de sed; y si esta pérdida es del 2% se reduce de inmediato el rendimiento y la resistencia física ante el ejercicio. Es por esta razón que los amantes de la vida sana y de las actividades deportivas deben instruirse sobre el tema y manejar todas las variables para obtener el máximo de beneficios que la práctica de ejercicio constante nos proporciona.

TIPS DE HIDRATACIÓN

  • Hidratarse antes, durante y después del ejercicio.
  • La temperatura del agua tiene que ser fresca y no fría, porque de esta manera tiene mejor absorción.
  • La deshidratación produce la aparición más temprana de la fatiga, por lo tanto, disminuye nuestro rendimiento.
  • Mantente hidratado y evita sufrir calambres, cefaleas y todo tipo de malestares producidos por la deshidratación. Esto le permitirá a tu organismo mantener un óptimo rendimiento frente a las exigencias físicas a las que te sometas.

ghidra1

¡Ejercítate de forma segura¡!! ¡Vamos te esperamos!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s